lunes, 15 de febrero de 2010

EL SAN VALENTÍN DE ALMERÍA

Nótese en el mismo título el siguiente detalle: "el San Valentín DE Almería" en lugar de "el San Valentín EN Almería". Y es que, las siguientes líneas no van a tratar de cómo se celebra la fecha del 14 de Febrero en esta esquina del Sureste, sino de una de las leyendas más románticas (no podría tener otro cualificativo) relacionadas con esta tierra: ¿están los restos de San Valentín enterrados en la Catedral de Almería?


El poco orgullo que derrochamos los almerienses se contradice con nuestras ansias de apadrinamiento -por denominarlo de alguna manera-. De esta forma, en Almería hemos hecho paisanos desde Wal Disney hasta el hombre del saco. Una vez escuché que los humoristas Faemino y Cansado eran almerienses, así como el grupo de los '70 Los Bravos. Hablando de música, hace poco me enteré que Santi Campillo no es de Almería, sino tan murciano como su antigua banda (M-Clan). Y, ya que estoy, aprovecho para pedir disculpas a los jiennenses a los que "les robé", desde este blog, a la actriz Rosario Pardo.

Bien, pues el crimen del hombre del saco ocurrió en Gádor en la década de 1910. Hay un montón de estudios que corroborarían que Walt Disney nació en Mojácar. Faemino y Cansado son de Madrid, Santi Campillo ha tocado en varias bandas almerienses pero él es de Murcia y... ¡ya vale de confundir a Los Bravos con Los Puntos!.

¡Ah! Y por último: San Valentín no está enterrado en Almería. Lo siento.


San Valentín fue un sacerdote romano martirizado un 14 de Febrero del año 280. Claudio II no veía con buenos ojos que sus soldados se casasen porque creía que éstos eran más fuertes estando solteros, así que San Valentín celebraba de forma clandestina los matrimonios del ejercito romano. Durante principios del siglo III, San Valentín fue descubierto y condenado a tortura y muerte. La Iglesia Católica veneró a este santo todos los 14F (hasta 1969), aunque también existe la teoría de que se escogiera esta fecha por hacerla coincidir con las Lupercales en Roma (en honor al fauno Luperco, dios de la fertilidad).

Este es el resumen de la historia oficial... Pero parece que aún hay más candidatos para ser el auténtico patrón de los enamorados: San Valentín de Terni y San Valentín de Roma son dos de ellos, aunque algunos creen que se trata del mismo santo que fue trasladado de Terni a Roma para ser decapitado y enterrado en la Puerta del Popolo.

Y, por supuesto, nos queda el "otro" San Valentín: el de Almería. El San Valentín legañoso era un Santo Mártir que fue sacado de las catacumbas romanas en 1779. Una vez revestido en cera, fue entregado al Padre General de los Agustinos, el cual, en una visita a Cádiz, se lo obsequió al canónigo Vicente González. Este último, natural de Almería, recibió permiso para poder darle culto en la Catedral de su ciudad. Así, desde 1780, un acta notarial establecería darle una misa a los restos de este San Valentín todos los 14 de Febrero, así como los 15 de Mayo (día de San Indalecio).

Durante la Guerra Civil, la Guardia Republicana quiso destruir el cuerpo al creer que era una imagen religiosa. Al comprobar que era de carne y hueso, lo metieron en una caja y lo enterraron en el jardín del Claustro de la Catedral.


Así pues, lejos de romper un mito, el auténtico Santo del Amor está enterrado en Madrid, en la iglesia de San Antón de la calle Fuencarral. En Almería, nuestro San Valentín estará pronto presente en forma de estatua: la que hace algunas décadas esculpió el artista almeriense Jesús de Perceval, será colocada en la plaza Campoamor.

No por ello se ha de dejar de recomendar una visita a la catedral de Almería, una de las pocas catedrales-fortaleza del mundo. En su interior, tras los gruesos muros defensivos que la componen, se pueden contemplar los cuatro estilos de los que está compuesta: gótico, renacentista, barroco y neoclásico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario