viernes, 12 de febrero de 2010

LA VIDA SIGUE IGUAL... DE MAL

¿Alguien se ilusionó con los titulares de los periódicos almerienses a finales de año? El/la que haya sido prudente (e inteligente) y no lo haya hecho habrá que darle la enhorabuena...

Rozando mediados de febrero, y las noticias que llegan sobre los proyectos para Almería no son nada halagüeñas. Proyectos que, se supone, arrancarán en este 2010, aunque algunos de ellos deberían haberlo hecho en 2009, 2008, 2005... en incluso en 1995.

Quince años de retraso son los que lleva el soterramiento de las vías del tren. Ya hay maqueta, presupuesto, y dinero reservado por parte del ayuntamiento y del Gobierno central (la Junta andaluza, como de costumbre, no ha puesto ni un céntimo). El proyecto no convence: el soterramiento no es integral (como, por ejemplo, el de Cádiz) y no contempla la prolongación hasta el puerto (como, por ejemplo, el de Málaga). Pero lo hemos tenido que aceptar, porque, con perdón, no nos ha quedado más cojones... Lo que no hay que aceptar es que aún no se haya creado la sociedad para sacar el proyecto a concurso y, en definitiva, acelerar los trámites administrativos para que, de una vez por todas, veamos una máquina cavar en las antiguas vías. El ministro de Fomento, José Blanco, habló de la creación de esta sociedad para principios de año... Luego para finales de enero. Después para primeros de febrero... Ayer visitó Almería (para el funeral por el accidente de helicóptero, sino, no viene) y le dijo al alcalde "para finales de marzo"... Sr. Blanco, ya está bien de reirse de Almería, ¿no?


Y junto a la antigua estación de ferrocarril, comienza el tramo de vías elevado sobre el suelo con una estructura de acero que llega hasta el mar en forma de cargadero: hablo de El Cable Inglés. Una obra de ingeniería de finales del siglo XIX diseñada por la escuela de Gustavo Eiffel.

Hace unos meses, la consejera de Cultura, Rosa Torres, se hacía la foto en Almería firmando el compromiso de la Junta de Andalucía para la restauración de este Bién de Interés Cultural. Anunciaba que las obras darían comienzo en diciembre de 2009 o enero de 2010. Pues bien: las obras no solo no han dado comienzo, sino que han sido retrasadas hasta abril... y veremos a ver.... Veremos a ver porque en el presupuesto del Gobierno de "Andalussía" tan sólo aparece una partida de 500.000 euros cuando el proyecto costaría alrededor de 25 millones de euros.


En fin... a veces da la sensación de que la Junta espera a que el monumento en cuestión (en este caso el Cable Inglés) entre en estado de ruina y se diga "mejor demolerlo que reformarlo, ¿no?". Exactamente así es lo que ha ocurrido con el antiguo Hospital 18 de Julio. Cinco años de tiras y aflojas con la Junta, y el 18 de Julio se cae... Juan Megino (concejal de Urbanismo) fue claro: "el Ayuntamiento va a iniciar los trámites oportunos para proceder a la demolición".

Así se hacen las cosas en Almería: demoler en lugar de reformar. Y así tenemos zonas como el Paseo de Almería o el Zapillo: el primero, es el centro ¿histórico? de la ciudad atestado por edificios setenteros. El segundo, más de lo mismo: los antiguos palacetes dieron paso a bloques de 9 plantas debido al rocambolesco Plan General de Ordenación Urbana de la época. ¿Vamos a cometer el mismo error en pleno siglo XXI?


Y es que ya da igual que tengamos a un almeriense como consejero de Innovación en la Junta sevillana. Da igual. Así como da igual que se diga que Jaén está tan marginada desde el gobierno andaluz como Almería, porque si desde San Telmo han de elegir, nosotros seguiremos siendo los últimos...

Así, el almeriense Martín Soler fue claro en su reciente visita a la Universidad de Jaén: "hay máximo interés de la Junta por implantar Medicina en Andalucía, en particular, en Jaén". De esta forma, Almería pierde ventaja en la pugna entre ambas ciudades por implantar la carrera de Medicina en sus facultades. De ser finalente Jaén, Andalucía contará con tres facultades de Ciencias de la Salud en un eje de menos de 200 kilómetros: Córdoba, Jaén y Granada.

Mientras, los estudiantes almerienses tendrán que joderse (como todos los de esta tierra) y desplazarse hasta Granada (160 km), Málaga (210 km) o Murcia (220 km) para poder cursar estos estudios... El Colegio de Médicos de Almería siempre ha defendido el argumento de la distancia de Jaén y Almería con otras facultades, al cual añade el crecimiento demográfico y el alto número de almerienses que cursan Medicina cada año. Pero ni así...

Dicen que no hay nada más objetivo que los números, pero a nosotros ni las estadísticas nos valen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario